9/17/2005

Yo tambien quiero ser futbolista

A Luxemburgo lo quieren echar. El Real Madrid ha perdido dos partidos seguidos y no ha cumplido las expectativas de su público. Y tienen razón, porque por más que mire y remire, no recuerdo haberle visto rematando los corners.

(Lector: Pssst, psssst, pero hombre como dices eso, ¿no ves que Luxemburgo es el entrenador? El entrenador no juega)

¡¡¡Ostras, pues que bien, qué suerte tienen los futbolistas!!!. Resulta que por muy mal que lo hagan el que carga con las culpas es otro. Ya recuerdo haber oido algo sobre eso. Me acuerdo de un dirigente de un club de futbol que se justificaba, en una situación parecida, diciendo que es más fácil despedir a uno que a veintidos.

Pues entonces yo quiero ser futbolista. Y no sólo por las razones evidentes que todos podéis suponer:

- Sesión de baño y masaje los lunes despues del partido (por cierto, que coño se hace en esas sesiones ¿se duchan juntos y luego se tocan? ¿realmente hay 11 masajistas? ¿no ganan lo bastante para instalar un baño en su casa?)
- Bellas mujeres a sus pies. Yo personalmente no necesito más mujeres bellas que las que ya tengo. Dejo a la calenturienta mente del lector adivinar su calidad y cantidad.
Dinero a manos llenas.Trabajo de consultor. Dejo a la calenturienta mente del lector adivinar su cantidad.
- Estimulos intelectuales continuos. “El futbol es así”, “Los partidos duran 90 minutos”, y así hasta el infinito y más allá.


No mis razones son otras muy diferentes.

- Por una vez me gustaría haber visto como el presidente (Socio director) de mi antigua compañía pagaba los platos rotos de su mala gestión y no yo.
- Me gustaría haber visto al Socio Director en la cola del paro y no a mí.
- Cuando un Proyecto fracasa me gustaría que los responsables de las decisiones que se han tomado se arrastran solitos al abismo. Y no a su equipo
- Porque yo tambien creo que es más fácil despedir a uno que a 600
- Porque seguir haciendo lo mismo y esperar resultados distintos es absurdo
- Porque yo tambien se recortar gastos

En fin que en el futbol unos lo hacen mal y el responsable es su Jefe, mientras que en la vida laboral el Jefe lo hace mal y el responsable es su equipo


O sea que al final el futbol se parece mucho a la vida diaria ¿verdad.?

7 comments:

dwaintheobold1662 said...

i thought your blog was cool and i think you may like this cool Website. now just Click Here

Telémaco said...

Pues yo pienso como tú.

Las mismas razones por las que suele caer el entrenador cuando el equipo no va del todo bién, deberían hacer que los directores asumieran sus responsabilidades cuando en una empresa pasa lo mismo.

Me imagino que cuando llamen a pedir explicaciones al entrenador, ocurrirá lo mismo que en las empresas y el entrenador echará la culpa a los jugadores.

Pero parece que en el futbol no cuela. La directiva no se deja engañar y suele pedir responsabilidades al que las tiene.

Yo creo que ésto ocurre, porque la directiva de un equipo de futbol está más implicada en el día a día
del equipo que los consejos de administración lo están en el funcionamiento diario de las empresas.

oscarm said...

Telémaco5, ¿quieres decir que las directivas están tan ocupadas en sus equipos, que luego no les quedan fuerzas para hacer lo mismo en sus empresas?

Telémaco said...

Bueno Oscar, no sólo están ocupados con sus equipos, también tienen que pasarse por el campo de golf para no perder el swing y seguir haciendo negocios.

En las directivas de un equipo de futbol hay pasión, ( también en algunas empresas, en las muy buenas ). No sólo importan los resultados, se vive cada partido y cada jugada.

En muchas empresas la dirección sólo mira los resultados, los números.

¿Los trabajadores? Los emplean porque no queda más remedio, si pudiesen hacer negocio sin ellos no tengo la menor duda de que lo harían.

por.libre said...

Se me ocurre que cuando tus trabajadores son personajes públicos se torna difícil eso de los despidos.

Imagínad que los 30 o 300 curritos despedidos de un departamento de "lo-que-sea" montaran sus 30 o 300 ruedas de prensa, con otras tantas portadas en diarios "económico-deportivos" y presencia en telediarios, tertulias y hasta programas de prensa rosa!!!

YO_MISMO said...

O en plan Estrenos TV, si me despides digo a la prensa que me has acosado y si somos del mismo sexo, mejor, ahora es más creíble que antes.

A partir de ahora no faltará una camisa rasgada en mi portafolios

kopiator said...

por.libre tiene mucha razón en que la clave está en ser un personaje público. El entrenador no vende camisetas, los jugadores sí.
Otro factor, aunque creo que no tan importante como el anterior, es que el trabajo de los 11 jugadores se vé públicamente, por lo que todo el mundo puede ver si son los jugadores individualmente que no tienen ni idea o es que el equipo en conjunto no está jugando bien, cosa que se asocia a que el entrenador no sabe dirigirlos.
Estoy seguro que si los directivos de una empresa pudieran ver cada día lo que hacemos, sabrían distinguir perfectamente si los que estamos abajo somos unos mantas o bien es el que nos dirige el que no toma las decisiones correctas.
En ese caso seguro que sería mucho más fácil para ellos despedir a uno (acertadamente) que a 30 (a boleo).