9/05/2005

Pues va a ser que no

Que este no es el mejor sitio para exponer esta bonita historia que os voy a contar. Cual radiofónico programa os pido opinión y consejo sobre el particular.

Allá va.

Datos objetivos:

En este apartado los datos que son irrefutables independientemente de cualquier interpretación que se le quiera dar

Trabajo en una empresa de servicios (consultora) que tiene la sede social en el Municipio de Madrid en una calle céntrica.
Mi contrato es con esta empresa
Estoy trabajando para un cliente cuya sede se encuentra fuera del municipio de Madrid pero no de la Comunidad de Madrid
Como el cliente tiene varias sedes, esporádicamente me traslado a alguna de ellas (reuniones, periodos de trabajo más o menos prolongados como 1 semana o 1 mes) que si se encuentran en el Municipio de Madrid.
Según contrato mi empresa está sujeta al Convenio Colectivo de Planificación, consultorías e Investigación de Mercado.
En el momento de firmar mi contrato se rebajó la cifra negociada.
Me desplazo con mi vehículo particular
La cantidad que me adeudan es de 300.000 ptas aprox.

Datos subjetivos:

En este apartado los datos que yo os cuento y que, por lo tanto alguien podría dar interpretaciones diferentes (ante la duda pregunta al canto).

Desde el primer día de mi aterrizaje en este cliente he venido reclamando las dietas que creo me corresponden.

Ante las sucesivas peticiones (llamadas de teléfono, email, conversaciones personales) siempre se me decía que la petición se había envíado ya a la gestora para que diera su opinión sobre el tema.

Entre todo este ir y venir de correos se me comento literalmente por uno de los miembros del Comité de Dirección que “me olvidase del tema si no quería tener problemas”. Literalmente.
La contestación nunca llegó, por lo que transcurridos unos meses me animé a pasar la cuenta de gastos acumulada hasta la fecha. El Gerente de Cuenta me llamó y en la reunión que mantuvimos me dijo que mi lugar de trabajo era el Municipio del Cliente y que por lo tanto no tenía derecho a Dietas. En todo caso cuando me desplazará a la otra sede que si estaba en Madrid.

Pues bien durante un mes estuve desplazado en la sede de Madrid y cual no sería mi sorpresa cuando pase los gastos de ese mes y también se me negaron, argumentando esta vez que las dietas se me pagarían sólo si coincidía que en determinada jornada me desplazaba entre las dos sedes.

Yo sabía que había compañeros que si que pasaban dietas por lo que así se lo hice saber al Gerente de Cuenta y para él, esto se debía a que se trataba de “derechos adquiridos”.

Otros datos que os pueden ayudar a haceros una opinión sobre el tema es que el miembro del Comité de Dirección que os comentaba en un párrafo anterior (el de los problemas), pasa dietas todos los días, tanto cuando está en una sede como cuando está en otra. Incluso hay días que computa las dos

He seguido insistiendo pero ya se sabe que el verano es muy malo para las reivindicaciones, por lo que tengo pendiente una reunión con el ¿responsable? De estos temas.

Mis preguntas son:

¿Realmente tengo derecho a esas dietas o es una invención mía?. En mi anterior empresa esta era una cuestión que ni se planteaba, tu te desplazabas y automáticamente pasabas dietas. Por otro lado, como el cliente es grande, coincido con otros consultoras y veo cada día sus hojas de gastos. Digo yo que si se lo pudieran ahorrar, lo harían.

¿Le ocurre esto a alguien más o es sólo mi cutre empresa?



Tengo un amigo que dice que si en la calle te sale un mangante y te roba, vas a la comisaría y le denuncias, pero ¡¡¡ay si ocurre en la empresa!!!, entonces estas jodido.
Espero opiniones

10 comments:

por.libre said...

Yo no sé si tienes derecho o no. Lo que me parece es que tus diferentes superiores te han hecho sentir estafado (por el dinero), menospreciado (por el agravio comparativo) y hasta amenazado (por los "problemas")

Creo que si todo eso te hace sentir "mal", en vez de luchar por 300.000 pelas debes pplantearte buscar un sitio en el que te sientas a gusto. Donde puedas confiar en tu entorno.

Por otro lado, su forma de actuar, tal como la describes, a mi me recuerda a otras situaciones que he visto cuando era consultor: había compañeros a los que trataban peor, y yo tenía la sensación de que les estaban diciendo, "o tragas o te piras, cualquier opción me vale".

Espero no haber sido muy negativo.

YO_MISMO said...

No, no negativo en absoluto. A estas alturas soy bastante consciente de los entornos en los que me muevo. Sin embargo, en esta mi empresa no se trata de un problema personal sino de una actitud mantenida en el tiempo con todos los empleados. Ya sabes tacita a tacita, amplio el salón otros 2000 metros

Consultor Anónimo said...

Tú mismo te has contestado: "es una actitud mantenida en el tiempo con todos los empleados".

Pues eso, que en tu empresa no hay costumbre ni intención de pagar dietas, y punto.

No conozco el convenio, pero mi experiencia dice que el convenio, los comités de empresa, etc... sirven para nada en estos sitios. Puedes elegir pelearte por este tema, pero seguro que te va a suponer mayor coste (económico y sobre todo personal) que el posible beneficio que obtengas.

No digo que sea justo, ni que sea bueno. Pero así es...

oscarm said...

Pues coincido con el Consultor Anónimo. Los convenios y cosas por el estilo son de utilidad relativa. Incluso las propias normas escritas de la empresa.

Pasa lo mismo con las horas extras. Si te quedas a hacer más horas es "tu decisión". Seguro que nadie te ha pedido oficialmente que lo hicieras. Ahora coge y reclama.

Si llevases un mono de color azul o una pala a la espalda, sería otro tema. Pero entonces te dirían que el vestuario no es adecuado.

YO_MISMO said...

Ya se que puede ser un motivo de enfrentamiento, pero al fin y al cabo es mi dinero, como quien dice le están quitando el pan de la boca a mi hijo.

De todos modos estoy en busqueda activa de trabajo hace tiempo, pero la cosa no está muy boyante

Anonymous said...

Hola, un compañero mío, hizo unas horas extra autorizadas por el gerente, es decir, en teoría las iba a cobrar, pero paso el tiempo y no se las pagaban, él las reclaman cada cierto tiempo y le daban largas, así que denunció a la empresa. A los dos días el director general le llamó para pedirle perdón y darle un cheque con todas la horas reclamadas, eso sí, a partir de ese día estaba en la lista negra.

YO_MISMO said...

Que pena de mercado laboral.
Cuando uno se va de la empresa lucha por "quedar bien" con ellos. Y ellos ¿luchan por quedar bien contigo? NO.

Si las empresas tienen listas negras, por qué no vamos a pagarles con la misma moneda.

Ah ya se me olvidaba, hay que pagar facturas

Telémaco said...

Me gusta la idea de la lista negra, vía Internet no es demasiado complicado.
El problema es que esa lista negra de empresas sería tan grande que no sería operativa. El problema es que en puestos de trabajo hay más demanda que oferta, de momento el poder, quasi absoluto, lo tiene la oferta.

Obviamente si pudieses irte a otra empresa en la que no te andaran con estos malos rollos ya te habrías ido, en lugar de desahogarte quejandote en el blog ¿o no?.

Mi consejo es que sigas con la busqueda activa de otro trabajo, pero mientras tanto no sigas revolviendo, creo que tienes todas las de perder.

Telémaco said...

Por lo que veo, eres ejecutivo.
Y tu nuevo blog "Denuncias Laborales" es la lista negra que comentabas ¿no es así?

YO_MISMO said...

Correcto Telemaco5.

Espero que la gente se anime