10/05/2005

Qué está sucediendo

Como prometí os cuento lo que está pasando, (pero aún no ha ocurrido todo lo que debe)

Mi jefe se ha despedido de nosotros oficiosamente, según él hacia tiempo que ya había pedido el cambio. "Yo ya he hecho lo que tenía que hacer" , "yo no me veía haciendo esto..".
Oficialmente nadie nos ha comentado nada. La famosa política de hechos consumados toma forma

Me encuentro en una posición incomoda, ya que el jefe de mi jefe me convoca a reuniones, solapando compromisos que yo había asumido ya con el saliente. Lo que no haré nunca es duplicar mi trabajo para contentar a ambos. ¡dónde hay patrón...!

Ahora deambula por los pasillos con falsa sonrisa, llega a las 11:00 a currar y me deja en paz.

En 90 minutos hemos consensuado lo que antes tardaba dos semanas (no son cifras ficticias).

Preveo que se me acaba el balneario. ¡¡Es que no se puede estar contento nunca!!!

2 comments:

JoseM said...

La verdad es que la política de hechos consumados es demasiado común en todas las empresas.

A mi me parece muy penoso que cuando se va alguien de una empresa, su jefe no se ponga en contacto con el equipo de trabajo para comunicarles de manera inmediata la nueva situación y tomar, junto con el equipo, las decisiones que mas convienen al proyecto.

A mi parecer esto provoca una decepción del equipo de trabajo y un menor rendimiento del mismo.

Desconozco cuando aprenderán que para que un equipo funcione, debe haber una buena comunicación entre todos los miembros (aunque estén a distinto nivel).

Telémaco said...

Espero que te vaya bien y el cambio haya sido para mejorar.

Hoy estaba pensando en tu situación y publique un post acerca de despedidas de jefes.