4/04/2006

Como me va

Pues muy bien la verdad.
En mi nueva empresa el ambiente que se respira es muy bueno, somos todavía muy pocos y estamos condenados a entendernos, pero además es que la gente QUIERE entenderse.

Hay un montón de reuniones, en las que se producen los típicos momentos de descontrol, pero en las que en general se tratan las cosas de forma constructiva y sin posiciones previas inamovibles. Se acepta el error de forma natural porque es la única forma de mejorar.

En cuanto al nivel de los perfiles, la amplia mayoría son senior con el culo pelado de horas de vuelo, no he identificado todavía vendemotos (en todas las empresas hay al menos uno, pero el de esta se encuentra camuflado de momento).

A quien todavía no le tengo cogida la medida es a mi jefe, ya iremos viendo por donde respira. Puede ser motivo de futuro post.

Si a esto le añadimos que el sueldo no está mal, pues la cosa pinta bien. Espero que el mercado adopte la idea con entusiasmo y de ese modo asegurar nuestra supervivencia.

1 comment:

Enrique said...

Espero que no sea sólo el "efecto Luna de Miel" que tenemos todos cuando entramos en un sitio nuevo.

Ya nos darás más impresiones cuando lleves tres meses (o seis)