12/14/2005

Al loro con el Cloro

¡¡¡Qué gozada!!!
He venido escuchando en la radio a una persona que se ha tirado una hora y pico hablando sobre el Cloro y sorprendentemente he alucinado. Me han dado ganas de dedicarme a la química o a la farmacia o a lo que coño sea con tal de tratar con nuestro amigo el Cloro.

A decir verdad la persona en cuestión no era un orador especialmente brillante (sin ser malo) pero tenía tal pasión por el tema que lo transmitía incluso por las ondas.

Da gusto así. En casos como esos, supongo que da igual los valores de la empresa, los de tu padre, el sueldo y lo que te pongan delante. Tu estás en lo que te gusta y punto.

¡¡Qué soplo de aire fresco!!

6 comments:

oscarm said...

Es que no te imaginas lo apasionante que puede ser el cloro :-)

Y si has sido nadador ni te cuento ;-)

Ahora en serio, lo cierto es que dedicarte a lo que te gusta no tiene precio. Menuda diferencia con otras cosas que hablamos por aquí...

Galufante said...

Valoro sobremanera a ese tipo de personas apasionadas con su trabajo y que lo transmiten involuntariamente por todos los poros de su cuerpo...

Recuerdo particularmente varios casos, como algún arqueólogo de provincias y más de un guía turístico...lo recuerdo con fruición...

Agur.

Telémaco said...

La pasión es contagiosa.

kassandra said...

A mi me recuerda a esos profesores que has tenido a lo largo de tu carrera académica que han sabido transmitir su materia con alma y que, para bien y para mal, tanto han influido en el rumbo de la misma.

Gallego said...

No hay mayor satisfacción que sentirte realizado en todos los yo de uno mismo. Y cada día más gente anhela el conseguirlo en su faceta profesional.

Telémaco said...

Yo_mismo, pasate por mi blog que te tengo un regalito navideño.