6/03/2007

Intereses

Este blog nunca ha pretendido ser un diario de mi vida (laboral al menos), pero al final es más o menos el efecto que consigues.

Releyendo lo que uno ha escrito es capaz de darse cuenta de la escasa importancia de los sucesos que ha recogido, que si el cliente tal, que si el compañero cual. En su momento lo tuvieron, si. Pero vistos en perspectiva se desenfocan y, a la vez, va tomando relieve lo que realmente importa.

Si de algo me arrepentiré cuando pase al otro barrio, será probablemente el de no haber tenido valor para atreverme a que todos los días tengan valor.

2 comments:

Telémaco said...

Bonito epitafio.

Pero siempre me ha parecido de mal "yuyu" que uno se ponga a escribir su propio epitafio.

El valor está en las cosas sencillas, está a tu alrededor y sobre todo está dentro de tí... (¡vaya un rollo místico que me ha entrado hoy! ¿será gastroenteritis?).

Microjetas said...

Buenas!! Te invito a formar parte de la nueva iniciativa para aumentar la popularidad de los blogs menos conocidos. Ha nacido GoMeMe 9.0 !!!!

Pásate por mi blog si quieres pertenecer al nuevo GoMeMe.

Un saludo desde Microjetas.